VETERINARIA del CENTRO
Formulario de entrada
Búsqueda
Calendario
«  Agosto 2017  »
LuMaMiJuViSaDo
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
Amigos del sitio
  • Someve
  • Organización Mundial de Sanidad Animal
  • Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
  • CONSEJO PROFESIONAL DE MÉDICOS VETERINARIOS
  • Estadística

    Total en línea: 1
    Invitados: 1
    Usuarios: 0
    MOQUILLO CANINO

    Es una de las enfermedades que causa más preocupación. De origen viral, es un mal muy contagioso y con un alto nivel de mortalidad en los ejemplares más jóvenes. Los que sobreviven a él conviven con graves secuelas nerviosas durante el resto de su vida. Es por ello que la vacunación, la única forma de prevenirlo, es fundamental cuando alguien decide comprar o adoptar un cachorro.

    El moquillo, cuyo nombre científico es
    Distemper Canino, es una enfermedad que afecta a varios sistemas, por lo que presenta manifestaciones muy diversas: gastrointestinales, nerviosas, oculares y respiratorias. Incluso, puede afectar a la totalidad del organismo. No en vano, ha llegado a ser calificada como 'la enfermedad de los mil síntomas'. Su causante es un virus de la familia Paramixoviridae, el cual sobrevive en el medio ambiente durante semanas cuando las condiciones climáticas son frías o se encuentra mezclado con antioxidantes o ciertas proteínas.

    Si bien los perros pueden padecer el moquillo a cualquier edad,
    son los cachorros no vacunados y de entre 6 y 18 semanas, los que tienen mayor riesgo de contraer esta enfermedad.

    Cómo se produce el contagio


    El virus entra en el animal a través del aire. De todos es sabido que la 'comunicación' olfativa es muy importante en los perros, puesto que de esta forma reconocen todo, incluso al resto de sus congéneres. Una vez producida su inhalación, llega hasta el flujo sanguíneo y repartiéndose por todo el organismo.


    La enfermedad se desarrolla entre 20 y 25 días después de la infección
    , aunque las primeras manifestaciones aparecen entre los días sexto y noveno. Sin embargo, es a partir de la segunda semana cuando el virus se encuentra presente en todo el organismo del animal, momento en el que comienza su eliminación a través de secreciones corporales.


    Sintomas


    Fiebre, depresión, tristeza, falta de apetito.


    Diarrea amarillenta, vómitos aislados.


    Ticks, convulsiones, descoordinación, crisis de masticación, marcha en círculos.


    Secreción ocular y nasal color verde o blanca opaca, tos, estornudos, respiración fuerte y anómala.


    Para tratar el moquillo
    no existe ningún medicamento que lo haga desaparecer


    Prevenir, mejor que curar


    Para evitar que nuestro perro sufra tan desagradable enfermedad, nada mejor que vacunarle a los 45 días de vida. Hay que tener en cuenta que un adulto vacunado puede combatir y eliminar el mal con facilidad.


    Plan de vacunacion:


    A la sexta semana de vida:
    vacunar contra el parvovirus
    Entre la septima y la novena:
    vacunar contra la enfermedad de Carré, la hepatitis contagiosa, la parvovirosis y la leptospirosis.